Solucionando conflictos comerciales mientras se defienden los trabajos y las empresas europeas

Comparte esta página

Solucionando conflictos comerciales mientras se defienden los trabajos y las empresas europeas

Los conflictos comerciales entre miembros de la OMC se pueden resolver mediante negociaciones. Sin embargo, cuando la contraparte no está de acuerdo, puede solicitar un panel de expertos de la OMC para resolver las diferencias y apelar al informe final. De esta manera, la última palabra cae sobre el informe del panel que se elabore. Pero si un miembro no sigue las recomendaciones del informe, ese país podría estar sujeto a obligaciones u otras sanciones comerciales.

La Unión Europea se encuentra entre los miembros de la OMC que utilizan activamente ese sistema, cuando no puede resolver una disputa por otros medios. Es por ello que en todos sus acuerdos comerciales desde 2000, la UE ha incluido un mecanismo de solución de controversias inspirado en la OMC.

Desde noviembre de 2014, la UE ha ganado 9 casos de la OMC que han eliminado impuestos discriminatorios, derechos de aduana ilegales y otras medidas en mercados clave como Rusia, China, Estados Unidos y Sudamérica - las exportaciones estimadas de la UE han afectado al menos 10 mil millones /año.

Arriba