¿Amenazan los acuerdos comerciales el enfoque preventivo de la Unión Europea en torno a los productos que pudieran plantear riesgos sanitarios?

¿Amenazan los acuerdos comerciales el enfoque preventivo de la Unión Europea en torno a los productos que pudieran plantear riesgos sanitarios?

Los acuerdos comerciales de la Unión Europea (UE) jamás reducen los criterios de salud y seguridad europeos. La reciente estrategia «Comercio para todos» reitera la arraigada postura de la UE de que, allá donde la ciencia no resulta clara acerca de si algo es peligroso para los humanos o el medio ambiente, los organismos reguladores deben actuar para limitar el riesgo.

Read more

Este «principio preventivo» —recogido en el Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea, en la jurisprudencia internacional, la legislación nacional y la Constitución Francesa— jamás podrá ser debilitado por acuerdos comerciales.

Cuando la UE negocia acuerdos comerciales con países que permiten carne de vacuno tratada con hormonas y alimentos modificados genéticamente, jamás se plantea la cuestión de que estos productos puedan entrar en la UE.

El reciente acuerdo con Canadá defiende el derecho de ambos gobiernos de regular en aras del interés público como consideren oportuno. Asimismo, reafirma el compromiso de la UE de tomar medidas preventivas sobre una gran variedad de riesgos en materia de salud y medio ambiente.

Arriba